¡Bienvenido a Universo Maker!
¿Es esta la primera vez que visitas el foro? Si es así te recomendamos que te registres para tener completo acceso a todas las áreas y secciones del foro, así también podrás participar activamente en la comunidad. Si ya tienes una cuenta, conectate cuanto antes.
Iniciar Sesión Registrarme

No estás conectado. Conéctate o registrate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo Mensaje [Página 1 de 1.]

#1RetroLove (Legends, 1986) Empty RetroLove (Legends, 1986) el Sáb Jun 29, 2019 5:50 am

link09

link09
Hey, como estan muchachos.

Esta vez les traigo una historia alterna de Legends, ubicado en la potentosa epoca de los 80's, esto esta basado en un Fanfic de TLH (De mi creacion), pero claro esta que tiene sus diferencias, espero que les guste Ópalo Sonriente

Musica ambientacion:





Remembranzas:


La década de los Ochentas, una década que significo demasiado para la humanidad pues fue en donde la informática empezó a tomar fuerza, nacieron canciones y artistas que aun hoy son reconocidos y nacieron películas insignias de esa extravagante época.

Si, se podría decir que fue una época importante y muy ruidosa, lo único que interesaba era que la música estuviera alta y prácticamente las canciones que salían eran tan buenas que era cuestión de suerte si una permanecía en tope de la lista de canciones mas escuchadas por más de un día.


Pero esta vez nos concentraremos en el pueblo de Nueva Esperanza, en la Region Alpha de 1986, a eso de las 3:50 am, El joven Cuervoso yacía en su cama, solo con una remera blanca, sus pantalones azules y calcetines puestos, permanecía inmóvil viendo el techo de su habitación. Se sentía afortunado, pues acababa de llegar de la fiesta en la cual pudo demostrarle sus sentimientos a Natalie, su mejor amiga desde los tiernos 7 años y ahora su novia.

Estaba allí preguntándose si todo lo que vivió en ese evento fue un sueño, llego a creerlo de no ser por que la mancha de salsa de la fiesta seguía en su camiseta verde oscuro, además de eso, los recuerdos lo seguían azotando con fuerza. El cerro los ojos recordando la sensación de besar esos suaves y acaramelados labios sabor canela de su linda novia de cabellos de oro, se sumergía en una niebla de miel y alegría al recordar los abrazos que compartieron.

El no tenia duda, estaba muy enamorado de ella, como sus pensamientos no le dejaban dormir decide levantarse y se acerca a la ventana de su habitación, se podía escuchar y ver que en una de las casas de allí había una fiesta, Cuervoso ve que en el patio de aquella casa había mucha gente charlando y bebiendo, pero por sobretodo, bailando.

Ver a aquellas personas bailando le hicieron recordar el baile que hizo con Natalie en la fiesta de Vala, realmente se divirtió bailando con ella y como la canción que sonaba en la fiesta le fascinaba no pudo evitar tararear un poco mientras en su mente fantaseaba que el estaba bailando de nuevo con ella, estando en ese furor de alegría y confianza que ambos sentían, por la cual el lucharía con uñas y dientes por preservar.

Cuando la canción termino el mira su mesita de noche, allí tenia una foto que había sacado con su cámara instantánea Polaroid, en esta foto, Natalie estaba apoyada de manera desinteresada sobre un árbol, eso fue en una excursión de la escuela hace una semana atrás, el recordaba ese día con alegría, fue el mejor de su vida.

Con la foto en su mano pensó en que posiblemente todo hubiera sido diferente si Ginrei no hubiera estado ese día en la plaza cuando tenían 7 años… Aunque, conforme paso el tiempo el pareció mas interesado en la chica pelirroja que en Natalie… Y no lo negaba, si no fuera por que Natalie le llamaba aun mas la atención, hubiera ido tras Leda sin ningún problema.

Nadie negaba que Leda, la amiga pelirroja de Vala y amiga casual de Natalie fuera atractiva, su cabello color rojo intenso, su piel blanquecina de porcelana y aquellas pecas hacían que se viera muy sexy, pero Cuervoso sintió que había algo en Natalie que le atraía mas… Quizás fue su hermosa sonrisa, quizás fueron sus jugueteos y abrazos cálidos que le brindaba… No lo sabia realmente, pero de lo que estaba seguro es que le encantaba todo de ella.

Así que se acuesta de nuevo y se queda viendo aquella foto, el sonríe y le da un beso a la foto para colocársela en el pecho, cerrando sus ojo… y recordando todo lo que paso, como en tan solo dos semanas pudo sellar el pacto de amor que venia anhelando desde hace años atras…

(2 Semanas atrás)

En el bus escolar se hallaba Lincoln junto a su amigo Ginrei, ambos iban sentados casi al final del bus, el chico de cabello gris había estado algo pensativo últimamente.

-No lo se Cuervoso… Hace tiempo que Penélope se cambio de escuela y ya ni me habla… Ni siquiera me ah enviado una carta.- Dijo Ginrei mientras miraba el suelo del autobús.- Quizás hasta ya se olvido de mi… Quizás hasta yo este condenado a vivir solo por el resto de mi vida.

Cuervoso le pone una mano en el hombro para intentar confortar a su amigo de cabellera extraña.

-Vamos, no digas eso.- Dijo Cuervoso.- Quizás no hayas tenido suerte con Penélope, pero estoy seguro que pronto llegara la indicada.

Ginrei se empieza a reír, era más que obvio que era una risa sarcástica.

-Ay si tu.- Dijo el chico de cabello enmarañado.- Aceptémoslo amigo, las chicas solo me buscan cuando necesitan favores, y cuando cumplo con lo que me pidieron, me desechan como si la amistad que les brinde fuera un objeto desechable… ¿Acaso debo recordarte lo que paso con Teal?

En efecto Cuervoso sabia que esa muchachita rubia que era muy apegada a el y a Ginrei les habia brindado momentos inolvidables, solo para que un día se alejara de ambos sin razón alguna, solo para enterarse tiempo después de que ella solo los consideraba como "Una piedra en el zapato" Y aunque aquello a Cuervoso no le afecto de a mucho, pues no le importo en absoluto, Con Ginrei fue una historia diferente, su confianza sufrió un golpe critico, a pesar que el dice que no le dolió…

-Oye amigo, se que eso fue un golpe bajo de parte de Teal.- Dijo Cuervoso.- Pero no por eso debes reprimirte el conocer a alguien nuevo, eso no es saludable.

-¿Y permitir que me apuñalen así de nuevo?- Dijo el chico de cabellera grisácea casi a punto de quebrar en llanto.- No gracias, Autum… prefiero vivir una vida solitaria, solo yo y mis amigos…

-Ginrei, no insistiré mas en este tema.- Dijo Cuervoso.- Pero creo que estas siendo injusto contigo mismo… Mereces ser feliz, todos lo merecemos… solo date la oportunidad amigo.

Ginrei agacha la mirada, quizas Cuervoso a simple vista pareciera que no le importa de a mucho la gente, pero siempre estaba dispuesto a ayudar a sus verdaderos amigos, cosa que el Ginrei admiraba bastante de aquel muchacho de cabellera castaña… y al pensarlo mejor, quizás Cuervoso tenia razón, quizás solamente estuvo buscando en el lugar equivocado, la correcta seguramente estaba allá esperando por el, así que solo suelta un suspiro.

-Tienes razón, Cuervoso.- Dijo Ginrei.- Quizás lo intente de nuevo… por el momento, creo que me concentrare en mejorar en esto del dibujo…

Cuervoso le da una palmada en la espalda a Ginrei, para luego cambiar de tema, siguieron charlando hasta que por fin llegan a la escuela, ambos bajan del bus y le dan una mirada a la fachada de la escuela, ambos saben que será un día largo ya que tienen mucho que hacer, lo extraño es que en el patio había un grupo de estudiantes con una radio.

-"Que curioso"- Pensó el chico castaño.- "Solo hacen eso cuando se celebra algo en especifico en la escuela… ¿Me habré olvidado de algo?"

-Oye Cuervoso.- Dijo Ginrei, sacando al chico de cabellera castaña de sus pensamientos.

-¿Eh?... ¿Qué pasa, Ginrei?- Dijo Cuervoso.

-Nada, solo quería avisarte que voy a reunirme con los chicos del club de dibujo.- Respondió Ginrei.- No se por que pero ayer que me llamaron a la casa parecían muy preocupados.

-Ehm... Vale, hablaremos más tarde.- Respondió el muchacho.

Cuervoso ve como se aleja su amigo, para luego voltear su mirada al patio.

-"¿Dónde rayos se habrán metido estos tipos?"- Pensó Cuervoso al momento de ponerse a caminar.

--------------------------------------------

-¿Cuántas veces te lo tengo que decir, Bleuw?- Mencionó Cuervoso mientras hablaba con su amigo en las cercanías de la biblioteca.- El que alguien diga "Camarada" no significa que sea comunista… hasta nuestras tropas usan esa palabra.

-Aun así, yo lo tomo como verídico.- Respondió Bleuw.- Pero bueno, oye ¿Sabias que va a salir una nueva película de Rambo?

-¿Oh si?- Dijo incrédulo el chico de cabellos marrones.- ¡Genial! ¿Para cuando sale?

-Hay que esperar amigo, la anunciaron para el 88.- Respondió Liendre que se acercaba a Cuervoso y a Bleuw.

-Vaya, parece que habrá que esperar.- Dijo Cuervoso.- Pero bueno, ¿Saben donde esta Ginrei?

-Creo que estaba en la biblioteca.- Dijo Liendre.- Según Kazu estaba dibujando.

-Como siempre…- Dijo Cuervoso riéndose.- A propósito, chicos, ¿Aun sigue en marcha los planes del fin de semana? Ayer compre el The Legend of Zelda , esta muy bueno.

-Claro que si, Cuervito.- Respondió Bleuw.- ¿Te parece el sábado en la tarde?

-Allí los estaré esperando.- Respondió Cuervoso.- Ahora, si me disculpan, debo buscar a Ginrei.

-De acuerdo, estaremos por aquí.- Dijo Liendre.- Y si ves al cabeza hueca de Kazu dile que lo estamos buscando.

-Claro, hablamos luego chicos.- Dijo Cuervoso antes de retirarse.

Lincoln se dirige a la biblioteca, y al mirar un poco ve a Ginrei, Este estaba en compañía de Leda, aquella chica pelirroja.

Sin perder tiempo Cuervoso se acerca hacia su amigo, el cual lo nota casi de inmediato.

-Hey, compadre.- Dijo Ginrei al ver a su amigo peliblanco.- ¿Qué te trae por acá?

-Pues, estaba buscándote para charlar de nuestro proyecto un rato.- Respondió Cuervoso.- Pero veo que tienes compañía… ¿Qué hay, Leda?

-Hola patético.- Saludo Leda.- Pensé que estarías hablando con Kazu en este momento.

-No, lo mas seguro es que este con Reyna.- Dijo Lincoln.- Ya sabes, derramando todo su amor por ella.

-Hehe, si.-Responde Ginrei soltando su lápiz.- A pesar de tener rasgos asiáticos se le nota el enamoramiento.

-Jum… y Leda, no es que me molestes ni nada pero, ¿Qué haces aquí?- Pregunto Cuervoso.

-Estaba acompañando a Vala para buscar un libro sobre Tony Montana, y pues ella tenía que reunirse con alguien mas y como el algodón estaba aquí, pues me quede aquí.- Respondió la chica de cabellera roja.

-¿Algún día me dejaras de decir algodón?- Pregunto Ginrei.

-Pues… No.- Respondió Leda.- Es que te queda el apodo.

-Oh, Ya veo.- Dijo Cuervoso.

-¡Cuervoso!- Se escucha una voz adorable que llega a captar la atención de Cuervoso.

Esa voz, no tenía otro dueño más que de aquella adorable chica, Natalie Dragonfly, la hermosa mujercita que tenía hechizado el corazón de Cuervoso desde los doce años.

-¡Natalie!- Respondió Cuervoso al ver a su adorable amiguita entrar por la puerta de la biblioteca, aceptándole el abrazo que ella le daba siempre que lo veía.

-¿Cómo estas? Veo que llegas tarde… Otra vez.- Dijo Cuervoso.

-Lo se, es que tenia un examen y me quede estudiando hasta tarde… Y me quede dormida y el bus llego tarde.- Dijo Natalie.

-Es curioso, eso mismo dijiste ayer.- Dijo Ginrei.

-No es mi culpa que los profesores dejen los exámenes para ultimo momento.- Dijo Natalie después de bostezar y apoyarse en Cuervoso.

-Hehe, ¿Qué pasa? ¿Estas cansada?- Pregunto Cuervoso.

-No te equivocas…- Respondió Natalie.- Era un examen de la segunda guerra mundial y creo que falle en la última pregunta.

-¿Cómo era la ultima?- Pregunto el chico de cabellos castaños.

-“¿Cuál era el nombre clave para la batalla de Kursk?”

-Esa es fácil.- Dijo Leda.- Se le denomino “Operación Ciudadela”

-Oye, ¿Como sabes eso?- Pregunto Ginrei.

-Oye, se mas de lo que crees...- Respondió Leda.- A propósito, ¿Qué proyecto tienes con Cuervoso?

-Pues, queríamos desarrollar un juego.- Dijo Ginrei.- Cuervoso daba la historia y yo los Artes Conceptuales, la programación lo haría Liendre en mi Commodore 64.

-¿Tienes una Commodore 64?- Pregunto Leda.

-La tengo y esta totalmente funcional.- Respondió Ginrei.

-Wow… de todos los que conozco, eres el primero que oigo que tiene una C64.- Dijo Leda.- Eh escuchado que tiene mas potencia que la NES

-Ha, puede que si.- Dijo Ginrei.- La verdad no lo se.

-¿Y de que trata?- Pregunto Leda.

-Pues…

-Oye Ginrei.- Interrumpio Cuervoso.- Voy a estar afuera con Natalie, si ves a Kazu le dices que lo estoy buscando.

-Claro, a propósito.- Dijo Ginrei.- ¿A la final si sale la reunión en tu casa?

-Claro que si, Ginrei.- Dijo Cuervoso.

-Excelente.- Respondió el chico de cabellera gris.- Entonces yo llevare mi cartucho de Super Mario y Metroid.

-Excelente.- Dijo Cuervoso.- Entonces te esperare ese día, compañero.

Cuervoso y Natalie salen de la biblioteca para ir a sentarse en una de las bancas del patio escolar, par a charlar como siempre lo suelen hacer, algo que el chico había notado es que Natalie estaba pasando últimamente mucho tiempo con el, no es que le molestara en absoluto, pero le parecía curioso...

Ambos no lo sabían, pero desde aquí empezaría la cuenta regresiva para que su relación amorosa naciera.

(Continuara....)


Enlace al Fanfic Original:


https://www.fanfiction.net/s/13194650/1/Mi-Ruda-y-Tierna-Novia

Recuerden: Esto fue escrito por mi.

Si lo desean pueden dejar su comentario en esa pagina, no es necesaria una cuenta :v


Espero que les haya gustado, hasta la proxima Ópalo Contento

PD: Si hay algun que otro error en la historia, me disculparan Ópalo Sonriente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.